La Web En Noticias

Site de Noticias

Jorge Saavedra
Noticias

El profesor Jorge Saavedra abusó de múltiples alumnos

Jorge Saavedra es un hombre ecuatoriano que en sus 20 años de ejercer la docencia ha cometido múltiples abusos. Según cifras extraoficiales se conoce que el número de menores víctimas del llamado monstruo de pichincha pudieran llegar a 100.

El modus operandi de Saavedra, era cambiar de ciudad con regularidad desde hace 15 años; viviendo en cada localidad un periodo no mayor a un año. El historial de adolescentes, niños y niñas afectados por los numerosos abusos cometidos por Jorge Saavedra van desde Tangua, Colombia, hasta la región de Cuenca en Ecuador.

El perfil que manejaba el pederasta era el de un profesor que apoyaba a sus alumnos con carencias y familias disfuncionales y que presentaban bajo rendimiento en la escuela. Saavedra contactaba a los familiares de las víctimas ofreciendo su apoyo y servicios como clases particulares. De esta forma podía mantener contacto con los adolescentes fuera del horario escolar.

Jorge Saavedra parecía ser un hombre bueno

Las declaraciones de varios compañeros de trabajo de Jorge Saavedra explican que a simple vista parecía ser un hombre bueno; que acompañaba su amor por impartir clases de lo que parecía ser empatía con los alumnos que tenían problemas familias y bajas calificaciones.

La realidad era que Saavedra contactaba a los familiares de sus futuras víctimas para ofrecer su apoyo y ofrecer el servicio de clases particulares. Dichas clases eran dictadas en la casa del criminal y ahí iniciaba una relación más cercana con sus alumnos. Las clases particulares era una fachada para seguir en contacto con los niños y adolescentes de los que abusaba.

Según información arrojada por familiares de una de las víctimas, la manipulación y el abuso psicológico eran sus primeras jugadas. Obligaba a los menores a cometer actos lascivos y luego los amenazaba con publicar todo lo que grababa mientras abusaba de las víctimas.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *