La Web En Noticias

Site de Noticias

La calma se impone en el primer día de Barajas con las fronteras abiertas
Noticias

La calma se impone en el primer día de Barajas con las fronteras abiertas


Madrid
Actualizado:

Guardar

El Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas ha comenzado a recibir este domingo a los primeros viajeros del espacio Schengen después de más de tres meses bajo el estado de alarma. La apertura parcial de las fronteras ha provocado un ligero repunte de llegadas a la T4, la única terminal abierta de la base aérea. A mediodía, los pasajeros han salido del espacio de recogida de maletas tranquilos, con ganas de llegar a casa sin mayores problemas. Eso sí, todos con mascarillas y las precauciones lógicas ante la situación excepcional que se vive en la base aérea.

«El vuelo ha ido bien, iba lleno, pero no hemos tenido problemas», ha explicado Manuel, de 24 años, y recién aterrizado de Londres. Antes de salir de la terminal, varios trabajadores de seguridad del aeropuerto, provistos de pantallas y trajes EPI, han recogido los documentos cumplimentados por los pasajeros, con sus datos de localización en España y la confirmación de si han pasado la enfermedad o han tenido síntomas compatibles.

A ello se suman los controles de temperatura, algunos mediante termómetros-pistola: «A mí no me lo han puesto, pero creo que también hay arcos térmicos», ha añadido Manuel, que vuelve a casa para reencontrarse con su familia. Poco después, otro avión procedente de Zurich ha hecho su aparición en Barajas, con el consecuente ajetreo. Los vuelos, aunque a cuentagotas, han ido llegando según lo previsto. No será hasta el 1 de julio cuando se produzca un repunte mayor de operaciones.

Cándida y Clara, un matrimonio de 71 y 72 años, respectivamente, han regresado desde Basilea después de tres meses «atrapados» en casa de su hijo: «Fuimos en febrero y nos pilló la pandemia. Hemos perdido cuatro billetes y ahora estamos a la espera de que prosperen las reclamaciones», han explicado, esperanzados por empezar la llamada nueva normalidad: «En Suiza, el confinamiento ha sido muy diferente. Allí son más distantes ya de por sí, lo que hace que vivan todo el año confinados», han comentado, sin perder el sentido del humor.

Panel de vuelos en Barajas
Panel de vuelos en Barajas

Exámenes visuales

Minutos después, otro vuelo procedente de Budapest ha tomado tierra en Madrid. De la nave se han bajado Sheila y Araceli, ambas de 33 años, y con su residencia habitual fijada en Escocia. «Queríamos haber vuelto antes porque nos hicieron un ERTE, pero ha sido imposible», han precisado, antes de indicar su particular hoja de ruta: «Tuvimos que coger un avión a Budapest y desde allí hemos volado a Madrid. Ahora, vamos al tren para ir a Galicia y ver a nuestras familias».

Respecto al examen visual, no todos han caído que estaban siendo observados: «No me he enterado, pero es verdad que un Guardia Civil me ha mirado fijamente», ha incidido Juanjo, sin saber si ese era el filtro o simplemente un pase rutinario. Ninguno de los pasajeros cuestionados por ABC ha tenido que someterse al reconocimiento médico, establecido para los casos en que alguno de los tres requisitos anteriores no sea superado.

Lo cierto es que la tranquilidad ha imperado en esta primera jornada, donde se han mantenido todas las medidas de seguridad que ya estaban activas: tareas de limpieza y desinfección, el uso obligatorio de mascarilla, la distancia de seguridad de 1,5 metros, los medios de protección, señalización e información y la adaptación de procesos e infraestructuras, entre otras. En la planta de salidas, los viajeros han guardado pacientemente las colas antes de facturar el equipaje o pasar los controles de seguridad. Las indicaciones del personal del aeropuerto y las pegatinas, carteles y avisos por megafonía han servido para recordar que cualquier precaución es poca, pese al fin del estado de alarma.



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *